logotipo

El papel de las mujeres en la paz y la recuperación todavía se enfrenta a obstáculos y está infrautilizado.

En una iniciativa sin precedentes, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas celebrará mañana, durante todo el día, un debate abierto en conmemoración de la resolución 1325 sobre las mujeres, la paz y seguridad, que tendrá un jefe de gobierno o Estado al frente; concretamente, el presidente del Gobierno de España Mariano Rajoy ocupará la presidencia de los actos del 13 de octubre.

Este examen histórico se produce en un momento muy oportuno en el que el mundo se enfrenta a un clima de extremismo cada vez más violento que hace de la subordinación de las mujeres el aspecto central de la ideología y las tácticas de guerra, y en el que la violencia y los conflictos suponen un costo para el planeta de más de 14 billones de USD.

En contraste, nuevos y sorprendentes datos de investigación reflejan que la paz es duradera cuando las mujeres pueden participar de manera significativa en las conversaciones de paz, y los Estados son más resilientes frente al conflicto y el extremismo cuando se otorga prioridad a la igualdad de género.

El Examen de Alto Nivel sobre la agenda de mujeres, paz y seguridad del Consejo de Seguridad conmemorará el 15º aniversario de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por la cual se reconocía, por primera vez en el año 2000, el papel de la igualdad de género y el liderazgo de las mujeres en la paz y la seguridad del mundo.

Este es el tercer examen de importancia que llevan a cabo las Naciones Unidas este año sobre la paz y la seguridad internacionales, un examen que acompaña los realizados sobre la estructura de las operaciones de paz y la consolidación de la paz, y que acontece pocas semanas después de una reunión inédita de líderes mundiales en el 70º periodo de sesiones de la Asamblea General de las Naciones Unidas en la que se comprometieron con la igualdad de género como aspecto fundamental de la nueva hoja de ruta para el desarrollo mundial.

En 2014, el 88 por ciento de todos los procesos de paz en los que participaron las Naciones Unidas incluyeron consultas periódicas con mujeres, lo que representa un aumento significativo desde el 50 por ciento registrado en el año 2011. Antes de la aprobación de la resolución 1325 del Consejo de Seguridad, el 11 por ciento de los acuerdos de paz hacía referencia a las mujeres o el género. Desde entonces, este porcentaje ha aumentado hasta el 27 por ciento. Sin embargo, esta cifra refleja que casi tres cuartas partes de los acuerdos de paz de los últimos 15 años no hacían ninguna referencia a las mujeres.

“Las pruebas nos demuestran de manera inequívoca que las mujeres deben participar plenamente en las mesas de conversaciones para la paz, como negociadoras y responsables de tomar decisiones en un proceso mucho más inclusivo. Las mujeres deben tener la posibilidad de controlar dónde se necesitan los recursos, por ejemplo, para superar el trauma y las secuelas de la guerra, o dirigir asuntos prácticos para la recuperación como la restitución de propiedades y terrenos”, afirmó Phumzile Mlambo-Ngcuka, Secretaria General Adjunta de las Naciones Unidas y Directora Ejecutiva de ONU Mujeres.

“ONU Mujeres insta a acelerar las medidas para lograr el liderazgo de las mujeres en la paz y la seguridad mediante una orientación política más decidida, un aumento notable en el apoyo económico y gastos bien destinados. Este aniversario debe servir como hito a partir del cual pasamos de las palabras a la acción”.

Asimismo, destacó que: “No debemos perder la oportunidad de conseguir un cambio radical. Debemos dejar de tratar los temas de las mujeres como si fuesen temas secundarios o periféricos de la actividad de las Naciones Unidas para hacer de las mujeres y las niñas la respuesta que nos faltaba para crear un mundo de paz y justicia. Un día en el que se excluye a las mujeres es un día perdido para alcanzar la paz”.

  • Comentarios

0 Comments:

Scroll to Top